La Supertransporte celebra 30 años conectando al país, acompañando a los empresarios y protegiendo a los usuarios del sector

Noviembre 25, 2021 | Por: Comunicaciones Supertransporte

  • La Superintendencia de Transporte es hoy una Entidad renovada que ejerce sus funciones de inspección, vigilancia y control, bajo las políticas de legalidad, seguridad, equidad y transparencia. Se cumplen 30 años conectando a Colombia y generando desarrollo para la economía del sector.

 

  • El acompañamiento a los empresarios mediante la promoción y prevención, los alivios económicos a los vigilados, y la protección de los usuarios por primera vez en el país, son algunos de los aspectos que han evolucionado a través de la historia de la Superintendencia.

 

  • Para conmemorar estas 3 décadas de labores, la SuperTransporte se une a la Universidad Externado de Colombia este 25 y 26 de noviembre, en el evento virtual “Revisión institucional para el desarrollo portuario del país”.

 

(@SuperTransporte). La Superintendencia de Transporte conmemora sus 30 años de labores, mostrándole al país una Entidad comprometida con el apoyo a los empresarios del sector, con la protección a los usuarios y con el desarrollo económico de todos los actores que participan en la cadena logística del transporte en las regiones.

 

Para el Superintendente de Transporte, Wilmer Arley Salazar Arias, es importante resaltar que “la misión de la Superintendencia es supervisar el servicio público de transporte, la actividad portuaria y la infraestructura, por una Colombia conectada, incluyente y competitiva, y una de las metas más importantes a los 30 años de la Entidad es el fortalecimiento de la anterior Superintendencia de Puertos y Transporte, que luego de su renovación mediante el Decreto 2409 del 24 de diciembre de 2018, se denominó Superintendencia de Transporte, y cuenta en la actualidad con nuevas funciones que le han permitido surgir como una Entidad que sigue madurando y que está abriendo un nuevo camino con rigurosidad; y, sobre todo, con legalidad”.

 

Un engranaje para el desarrollo

Por medio de la Ley 1 de 1991 que expidió el Estatuto de Puertos Marítimos, se creó la entonces Superintendencia General de Puertos adscrita al Ministerio de Obras Públicas y Transporte, al mismo tiempo se revistió de facultades extraordinarias al señor Presidente de la República para que dispusiera de todo lo necesario con el fin de dar estructura a la naciente Entidad y ponerla en funcionamiento, todo lo cual quedó consignado en el Decreto 2681 de 1991.

 

Además de las funciones propias de vigilancia, inspección y control se incluyeron las de otorgar las concesiones portuarias, hacer modificaciones sobre las mismas y declarar su caducidad, además de supervisar la reconstrucción de los puertos, muelles y embarcaderos. De ahí que, en adelante, la Superintendencia General de Puertos pasó a denominarse Superintendencia de Puertos y Transporte.

 

Una vez quedó establecida la supervisión de los asuntos portuarios surgió la necesidad de ampliar los mecanismos de protección en relación con la infraestructura del transporte y su desarrollo, así, el Estado velaría también por la realización de los principios del transporte, la promoción de la equidad y el acceso a derechos como lo son la libre locomoción, la educación, la salud y al trabajo y, la defensa de la libertad de empresa. El Gobierno expidió los Decretos 101 y 1016 de 2000 creando las Delegaturas de Concesiones e Infraestructura, de Tránsito y Transporte Terrestre Automotor y de Puertos.

 

Con la expedición del Decreto 2409 del 24 de diciembre de 2018 se renovó la Superintendencia de Puertos y Transporte, con el fin de modificar y ampliar su estructura para incluir actividades misionales como parte de la estrategia que permita generar eficiencia y mejores resultados, tanto en su gestión administrativa interna como de cara al cumplimiento de sus funciones de vigilancia, inspección y control en el sector transporte. El concepto de renovación involucra un verdadero cambio en los fundamentos y el modelo de supervisión, lo cual sucede desde la concepción misma del talento humano, sus valores y organización.

 

Así mismo, se crea la Delegatura para la Protección de los Usuarios del Sector Transporte, implementando políticas eficaces para socializar los derechos y deberes de los ciudadanos que utilizan el transporte público. Es la primera vez que, en nuestro país, una autoridad se dedica exclusivamente a la protección de los derechos de los usuarios de este sector y, llegando a los tres años de labores, ha llevado a cabo capacitaciones, publicaciones de guías y cartillas y ha implementado programas de acompañamiento a los empresarios y socialización a los ciudadanos.

 

Actualmente el desafío es seguir modernizando la Entidad, dentro de un esquema de innovación acorde con las necesidades del sector, específicamente, en lo que tiene que ver con las infraestructuras del transporte y las actividades propias de la supervisión, procurando la implementación de tecnologías que permitan acopiar la experiencia de la Entidad y del sector, el autoaprendizaje, el análisis de datos y la interoperabilidad, al mismo tiempo que se van generando las actividades propias y ajustadas de un modelo de supervisión inteligente y asertiva, que permita direccionar e implementar mejoras continuas en la gestión.

 

Pilares fundamentales

La Superintendencia de Transporte requiere de una gran capacidad técnica, independencia y de madurez institucional. Para ello, y de la mano del Gobierno Nacional, se han establecido cuatro pilares fundamentales para cumplir con estos objetivos.

 

  • Generación de reglas claras. Además de socializar la normatividad vigente, crea documentos y programas que permiten alivianar las cargas a los vigilados.
  • Formación de equipos técnicos. Se ha implementado el programa “Juventud y Meritocracia”, para vincular personas con méritos académicos y profesionales, conformando un equipo técnico que se complemente con la experiencia de las personas con mayor trayectoria.
  • Trabajo conjunto con el sector privado. La Entidad ha implementado vías institucionales de comunicación transparente con el sector privado, para así incorporar adecuadamente las preocupaciones sectoriales en la agenda de supervisión.
  • Tiempo para consolidar funciones. La renovada Superintendencia de Transporte, cuenta con 30 años ejerciendo sus labores, y cuenta con nuevas facultades que la han hecho posicionarse como una Entidad de puertas abiertas y con mayores capacidades de promoción y prevención, así como las sancionatorias y de protección a los usuarios.

En la actualidad, los retos son seguir alivianando las cargas para los vigilados, luchar por la legalidad y acercarse a los usuarios. La Circular Única, la revisión de los 60.000 expedientes de multas impuestas de manera ilegal durante el período de 2016-2018, y los ejercicios de participación colectiva junto con el sector privado, son solo el comienzo de un camino de desarrollo para el sector.

 

La situación sanitaria debido a la coyuntura del Covid-19, impulsó a que las infraestructuras del transporte aéreo y terrestre, implementaran protocolos de bioseguridad y, también empujó iniciativas como el Sistema de Autogestión y Supervisión de Protocolos SASPRO, que les permite en un solo formulario, documentar acciones que mitiguen la coyuntura. Esta es la prueba de que las herramientas que implementa la SuperTransporte, no solo están diseñadas para una situación en concreto, sino para enfrentar vicisitudes futuras. Este es el nuevo enfoque de la Entidad.

 

Evento

El 25 y 26 de noviembre se conmemoran tres décadas de labores y se resalta el trabajo de la Delegatura de Puertos, que es protagonista debido a que fue pionera en la creación de esta Entidad que hoy es de puertas abiertas.

 

La SuperTransporte se une con la Universidad Externado de Colombia, que también celebra 30 años del Departamento de Derecho del Transporte e Infraestructura, en el evento denominado “Revisión institucional para el desarrollo portuario del país”, en el cual participarán autoridades nacionales e internacionales.

 

Modelo de privatización de puertos, Planeación de ciudades puerto y su relación con el medio ambiente y el cambio climático, Innovación y transformación digital de los puertos, funciones de inspección, vigilancia y control de las actividades portuarias y modelos portuarios eficientes, son los temas a tratar en este evento virtual, que contará con un mensaje especial del Señor Presidente de la República, Iván Duque Márquez y, la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez.

 

Así mismo, se realizará el lanzamiento del Libro “Memorias del Ciclo de Conferencias: Protección a los usuarios del sector transporte y funciones de la Superintendencia de Transporte”.